domingo, 29 de noviembre de 2009

DESMAYOS

DESMAYO

Es una pérdida temporal del conocimiento a consecuencia de una disminución del flujo sanguíneo al cerebro.
El desmayo es una forma de protección del suministro de oxígeno al cerebro.
El episodio es breve (dura menos de un par de minutos) y va seguido de una recuperación rápida y completa. Puede sentir mareo o vértigo antes de desmayarse.
La causa más común de los desmayos, es la hipotensión ortostática, que es el descenso súbito de la presión arterial y sucede generalmente cuando una persona ha estado de pie por mucho tiempo o al levantarse cuando alguien ha estado en cama durante varios días.
OTRAS CAUSAS
• Estrés o cansancio excesivo,
• Un susto,
• Ver sangre,
• La falta de alimento o de agua, la deshidratación,
• El inicio de un embarazo,
• La exposición al sol,
• La recuperación de una anestesia total,
• El padecer enfermedades como la diabetes, cuando disminuye el nivel de azúcar súbitamente o por hipoglucemia.
• También, las personas que tienen arritmias o eventos cerebros vasculares son propensas al desmayo.
COMO AYUDAR CUANDO ALGUIEN SE DESMAYA
• Asegurarse de que la persona esté estirada sobre una superficie horizontal, pero evitar moverla si se cree que puede haberse lesionado al caer (mover a una persona lesionada puede agravarle la lesión).
• Aflojar cualquier prenda de ropa que le apriete, como: cinturones, cuellos de camisa o corbata, para ayudar a restablecer el flujo sanguíneo y asegurarse de que el lugar esté ventilado.
• Levantarle los pies y las pantorillas colocándoselos sobre una mochila o una chaqueta también puede ayudar a restablecer el riego sanguíneo cerebral.
• No de nada de beber ni comer hasta que se haya recuperado un poco.
• Cuándo la persona vuelva en sí, taparlo bien porque en ocasiones al desmayo le sigue una sensación de escalofrío con temblores

PREVENIR DESMAYOS
Algunas personas se marean antes de sufrir un desmayo. También pueden experimentar cambios en la visión (como la “visión túnel”), taquicardia (aceleración de la frecuencia cardíaca), sudoración, palidez y náuseas. Algunas personas pueden incluso vomitar.

Se pueden seguir los siguientes pasos para evitar desmayo:
En lo posible, estirarse sobre una superficie horizontal y elevar los pies (30 ó 40 cm)
O sentarse y bajar la cabeza, inclinándola por debajo del nivel del corazón.
No deshidratarse.
Mantener la sangre circulando.

Puesto que es normal encontrase un poco débil después de un desmayo, asegurarse de que la persona permanezca estirada durante un buen rato. Levantarse demasiado deprisa puede desencadenar otro desmayo.
Si bien la mayoría de los desmayos, son situaciones pasajeras y no requieren de tratamiento médico, ante todo desmayo es necesario consultar al médico para que defina el diagnóstico y el tratamiento adecuado.

1 comentario:

  1. me encanto la informacion es super educativa, y considero que deberian seguir haciendo este tipo de blogs... seguiran actualizandolo??

    ResponderEliminar